[...]

"Simplificando tantas y tantas palabras,
recordando que nunca son previstas y que siempre son honestas, aquí estoy,
derramando las palabras como sangre de mi boca,,, como antes... como siempre,,,
como YO".


Se ha producido un error en este gadget.

1/1/09

para qué


Con la taza en la mano escribo esto, imprescindible es lo que pasa mientras estamos ausentes, las cosas cambian, extrañar la ciudad, simplemente extrañar,


Estar más lastimado que antes, y no solo eso, sino que ahora con mas frió, y con mas vulnerabilidad, con mas menosprecio, con más voluntad de dejar lo pasado y empezar algo nuevo, con alguien nuevo… ¡pero no! La vida corre cada vez más rápido, y cada vez es más difícil empezar, una nueva sonrisa, un nuevo saludo, un nuevo café, una nueva mirada, un nuevo nombre. Y simplemente te quedas mirando detrás de ti, y ves todo lo que has construido,,, a veces apunto de derrumbarse, pudriéndose,, con grietas y sangre por donde quiera que lo mires, pero crees que aun se puede levantar, a veces ves todo bien, con luz y un poco de sombra, estable, y tranquilo pero es lo que quieres derrumbar,,, a veces como cuando esperas la muerte… y que decir de esta,,, pues la mía se ha estado arruinando… y con la ayuda de todos y de nadie (que es mas nadie que todos) se puede ir recuperando… la muerte.

A veces con las ganas de ver a aquellos que quedaron en el pasado, que sabes que pueden derrumbarte con la simple yema de los dedos. Aquellos que compartieron la vida y sus odios contigo, crees que por haber pasado el tiempo, el aprecio que tenían seguirá intacto. Pero te das cuenta que no,,, que has desaparecido, o al menos te hacen anuncios, o al menos recuerdan lo malo que fuiste para no volver a eso…

Y siguiendo la necesidad de un algo con nombre y manos, aquí estoy, con un nada sin manos… como aquel poema me quedare “…creo que llegaras a las nunca y media.” Esperando, y haciendo referencia de la espera, recuerdo aquel poema que nació bajo una noche de escuela, una noche de espera del amor no planeado, del amor como amigo, del amor olvidado, pues así me quede.


Después de todo eso viene la lucidez y te das cuenta que esperabas nada, sino un amigo que a los veintitantos será tu amigo de borracheras pueblerinas, y se aprovechara de las nuevas amigas y de su alcoholismo, y es divertido saber que estuviste así de cerca,,, pero que es mejor como hermanos, como manos juntas, como pies alborotados, como una borrachera,, como mi espera de tu llamada…

Y así es como 5 minutos se vuelve una hora, o dos tal vez, mientras tú sigues cayendo en la broma y en la mentira del tiempo. ¡Qué desgraciado se puede volver el tiempo!, porque a pesar de que las mentiras son sus mejores aliadas, sigues cayendo, y sigues creyendo en que 5 minutos serán 5 minutos, en que un te amo, es un te amo, en que un te extraño,,, bueno dejemos eso para los que extrañan, para los que aman, para los que necesitan… tiempo.

Y seguirás escribiendo, 1 y 2 hojas, hasta que se convierten en 3 y 4, hasta un libro… jaja… pero llegaran esos 5 minutos, y lo que te regalaran será un adiós, un hasta luego, un nos vemos después, un mejor ya no… un regresare,, o una palabra inapropiada junto con una lagrima, a como les gustan esas lagrimas…

Y así sigues esperando… y esperando y esperando … y te cansaras un día, y te desgarraras tu solo, así que ya no necesitas del otro, y entonces pensaras que ¿para qué? ¿Para que necesitas esperar?, ¿para que necesitas escuchar un no y luego un sí?,,, ¿para qué?... ¿para qué mas mentiras?... si esas mentiras las podrás ahorrar, podrás ahorrar el cansancio de esperar, o simplemente podrás esperarlas de alguien mas… cíclicamente, temporalmente,,, algo así como para siempre.