[...]

"Simplificando tantas y tantas palabras,
recordando que nunca son previstas y que siempre son honestas, aquí estoy,
derramando las palabras como sangre de mi boca,,, como antes... como siempre,,,
como YO".


Se ha producido un error en este gadget.

29/6/10

cosas, partes, enunciados y demás...


[Te voy a comprar el pan de chocolate que te gusta, ¿y luego?, ¿y luego?, y luego te vas a marchar...]

[Me recuerdas a alguien... ¡sí! sacaba fotos y al final me quería matar...]

[...cambie mi foto pa' que vengas y me quieras...]

[12345678, 1 2 3 4 5 6 7 8 , 1  2  3  4  5  6  7  8  , la vida siguió pero mi corazón se tropezó, ahí en el número 8, en la canción 8...] 

[...llévate mi foto pa' que vayas; la tires, y le digas; "No, sólo fue un momento, un dulce momento sin respirar, regreso a tu flash que es el que más me da...]

[Alejo mi calma que encuentra cierta fascinación por encontrar mi desesperación...]

[Te cambio mi reloj, por esa carta que jamás escribirás…]

[Te regalo mi corazón, con una sola condición: NUNCA regreses de Francia...]

[Hay espacio en cama, hoy por hoy y siempre... nadie se atreve a ocuparla...]






24/6/10

22 marzo, 200?

Yo necesitaba un lugar donde dormir, y él necesitaba dejar de sentirse solo; y así fue como saque mis cosas del apartamento y me mude.

Sabía que les parecería rara mi repentina decisión, y que provocaría habladurías y demás frases graciosas sobre mi mudanza. Sin embargo lo hice. (¿No se les ha ocurrido que me excita la forma de la que hablan de mí?) Corría el mes de Junio de un año que hasta aquel mes resultó ser como una mesa y una camisa de fuerza sobre mis pupilas. Algo me decía que Junio sería el mes, el mes de arrepentirme por salir de casa, el mes de probar nuevas camas, el mes de saber nuevas tramas, el mes que debía yo vivir con él.

La casa era amplia, única condición: “no traigas a más de 5 a casa, ¿ok?”, yo no había entendido su comentario, se trataba de un, no vengas a coger con más de 5 a casa o no vengas a beber con más de 5 en casa o no traigas más de 5 gatos a casa, kilos de marihuana, o yo que sé, lo único que me pregunte fue: ¿qué haría si pasara?

La primera semana fue relativamente cómoda, los dos nos conocíamos muy poco, sólo nos habíamos visto 3 o 4 ocasiones en la universidad, y una de ellas bajo alcohol y drogas, flirteamos y le hice un muy buen favor, eso me dijo, no es que yo quiera adjudicar sustantivos ni mucho menos.

Paso un mes, uno o dos día en la semana bebíamos vino barato y platicábamos sobre cualquier cosa, sobre libros un poco, admito que no tenemos mismos gustos literarios, sin embargo platicábamos bien, me enseñaba su música y yo opinaba: “¡bah, qué mierda se escucha eso!” o “gracias por estos 4 minutos de placer” solía decir más la primera, pues con el alcohol y mi simpatía evidente, él sabía que no podía esperarse algo mejor.

El segundo mes paso, veía desfilar más de 5 mujeres al mes, las veía desfilar por su cuarto, por la casa, tratando de enamorarlo, nunca pude grabarme una cara de alguna de ellas, siempre eran diferentes, de mi parte desfilaban 2 o 3, siempre intentando la amabilidad hacía a él, nunca entendía por qué, pues nunca le importaba a quien metía a la cama. Él solo los ignoraba. Habíamos hecho una buena pareja de compañeros de casa, a veces limpiábamos juntos, a veces dormíamos juntos sin ningún motivo de acercamiento ni sexual ni emocional, todo era bastante tranquilo y sin restos de verbos.

Llego el cuarto mes, lunes por la mañana, con resaca, sin un peso y con recuerdos entre cortados; fue como llegue a casa, lo saludé como todos los días habituales, platicamos sobre los fines de semana y decidí ir a la cama a dormir. No pensaba ir a la Universidad, ese lunes de verdad que necesitaba descansar.

Entre a mi cuarto (ya podía decir “mi cuarto”), me quite la falda, el brasier, él pasó frente a mi cuarto y sólo dijo: “están lindos tus calzones, me gustan…” y me miró de una forma diferente, yo sólo sonreí y con la mirada hice que entrara a mi cama, sabía que algún día podía pasar, por nuestros vagos antecedentes, por nuestro anterior pasado/impulso sexual.

Fue bueno, bastante bueno, y de verdad que lo disfrute, corría el sudor entre gemidos y unos cuantos mordiscos, corría el aliento desesperado y corría la voz de un encuentro apasionado.

Hoy es 22 de marzo, tengo una pequeña cicatriz, extraño esa casa y hoy lo voy a confesar, también te extraño a ti.







[¡Ay,  aquel año!]



*

RECUERDA

QUE

SÓLO

SON

PALABRAS


si sabías ¿no?

23/6/10

3

It’s raining darling…





Tarde en casa...

Mis manos se llenaban de sangre


¡¡Desperté!!


Sólo era el jugo de las cerezas que disfrute…














Pareciera ser...

Miércoles 10:30





Pareciera ser que te voy a extrañar

¡Si! Pareciera ser que te voy a pensar un poco más,

que te voy a llamar, que te voy a desear más…

Pareciera ser que te guardaré, de la forma que tú lo entiendas, pero te guardaré.

…que estaré acá,

mirando la lluvia,

tomando café

pensando:

¡¡Ojala que me extrañes también!!

Podría ser;

me acercare dos o tres veces

y pareciera ser que te abrazaré, sonreiré y así podré tener:
un beso largo y profundo a media noche y un beso en la frente al amanecer
y podre, claro que podre, y pareciera ser que así lo haré.

Aquí te esperaré, sin saber con quién ni porqué;

no sé si con una taza de café, una copa de vino o sólo un saludo.

De verdad que no lo sé…

Por que tal vez no sea yo, sino que tal vez sea él,

y un sector de mi embriaguez, un sector de mi experiencia y una voz desde mi fe.

[aquí te explico mi falta de respiración cuando te acercas, mi exaltación de palpitaciones cuando me besas y mis nervios y mi asma y por todo esto mi proceso de silencio dentro de una estupidez]
Pareciera ser que te voy a extrañar: que tomaré mi vida, mis sueños y mis nervios para ir contigo

 
Pareciera ser…

¡¡Pero no!! Lo haré cuando parezca ser que tú me necesites: sin calma ni revelado

Y estemos sólo tú, yo y esa calidez…







[Sonando: vete de lucybell]

22/6/10

De esto no quiero hablar... [9:44]

Puedo decir que me retiro, ¡sí!, podría decir que hoy yo me retiro.

¿Por qué? Por que ya empezó a importarme,

Podría decir que hoy me retiro,

Porque deseo un beso largo a media noche y uno en la frente por la mañana,

Por que me supera Francia y Alemania;

Por que mi alma es el folklore de un café asomando por la ventana

 pensando en que no le afecte
                                                                la lluvia a tu espalda

 
Podría retirarme en este instante; pero NO y sé y pienso:




recuerda que estas involucrada y no sólo eso, sino que entre palpitaciones y miradas, ya estas atrapada.


18/6/10

VIÑETAS 1a parte

VIÑETAS 1ª PARTE

¿Será que no estoy hecha para este mundo?

Es algo que me ha intrigado desde que tengo 12 años, de cierto modo siempre supe que sería “LA” diferente, y no sólo porque me lo hacían saber todos, sino por que de verdad lo sentía…

Bueno, pues pasaron los años y todo fue así, yo aparecía en el lugar menos indicado, ellos también, yo sabía cosas que no debía saber, ellos nunca supieron, yo hacía cosas que nadie debería hacer, ellos no se enteraban y aceptaban. Cambio de lugar, cambio de tiempo, de espacio y de sentimientos, de camas, de hoteles, de calles…

Ciudad de México, la gran ciudad que no supo cuando atraerme…

1. Él llego en el momento de orfandad, ofreciendo casa, comida y familia, acabamos destruyendo lo que él creía que pudiera ser una familia: NUNCA quise un hijo.


2. Él llego en el momento de alcoholismo más fuerte y jodido, más aventurero y podrido, fue un largo tiempo, sin embargo la inocencia y la idea de un cuerpo mejor y nuevo lo condeno a su propia desgracia. Me fui de él…

2.1. Fotógrafo de pasión y profesión, Marihuana, labios y escondites, color verde, olor especifico, amigos y al final enemigos, no hay por que matarme. Te fuiste de mí.

 
3. Él llego a causa de el proceso de modernización en México (jajaja), vino barato, alcohol barato, cerveza barata, música, pero sobre todo LIBROS, era nuestra onda: los libros y por supuesto el compartir una mala resaca.

3.1. Él, el 3.1. funge como 1.1., 2.2. 3.1.1 y hasta ahí, llego cuando yo llegue, cuando la vida sólo quería cama, cuando el tiempo sólo quería gemidos, el problema entre 2 amigos, uno más de sangre y otra más de fiesta. Estando siempre ahí, encontrando siempre el mismo sillón, 15.00 pesos de taxi, 1 minuto en el elevador; todo esto me aburrió. Desaparecí de él.

 
4. Él llego en precipitación, en necesidad de paz, calma y humo de un color, unos meses y no me lleno… ¿por qué? , fumar estaba bien, fumábamos y nos perdíamos en el mismo encuentro donde empezamos, fumábamos y vivíamos siniestras revelaciones de futuros inexistentes (al menos en mi mente)… peo gracias a la calma llegó…

5. Él llegó…






Seguirá…

9/6/10

face

Muy temprano; aun no es tiempo…



It’s raining…

















u_u

8/6/10

It's raining... I want you here tonight

Es increíble lo nerviosa que logra ponerme…

Tenía unas ganas indescifrables por encontrarme de nuevo con él, 
sabía que a pesar de mi cercano quebrantamiento, esto era lo que hacía que sin más que pensar,
fuera una peculiaridad de seguridad ante tal situación, sabía (sé) que podía (puede) pasar lo peor ♥
                                                  


[P E O R

 me refiero a todo lo que en verdad no es así para mi(de una manera moderada¿?):

 m e   e  n  c  a  n  t  a  r  í  a]








Después de unos largos meses de encontrar un equilibrio de decisiones, se dispara una tormenta de palabras que no encuentran una salida ni amarradas de deseo, ¿por qué? No logro saberlo, es como una fuerte frustración, una fuerte energía que cabe en un cajón, inundado de miedos y preguntas que sólo tienen salida con reencuentros de paciencia y un poquito de amor. (Sólo un poquito)

A pesar de distintos llamados del pasado en extrema cercanía, sé que esto es lo que quiero y me sorprende: me sorprende 
 al amanecer,
 al medio día,
 al atardecer,
 al anochecer
 y justo cuando mis ojos entran en paz y descanso,
 es cuando logran sorprenderme infaliblemente y descaradamente.
Y así lo dije: ¿qué pasaría si quiero aparte de dormir contigo, soñar contigo, reír contigo, compartir contigo, e   s   t   a   r   contigo?... así lo dije


Así lo dije… al final me di cuenta y lo reconocí: nunca había llegado tantito lejos para despedirme de alguien, tal vez fue mi deseo que me gritaba que se quedará, tal vez fue mi alegría por la bella compañía, tal vez fue el ¿qué pasa si…? No lo sé… pero… esta lloviendo,    te quiero aquí esta noche...





3/6/10

signal...

¿Hay planes para ti conmigo?



Y… me encantaría y lo disfrutaría.






Escoge tu sonrisa favorita,  ¡aquí estoy...!

fue una bella tarde...



2/6/10

Primera cosa que falló...

Me pediste una cerveza oscura, en ese momento sabía que acabaría en la cama de algún cuarto de hotel barato del centro.

Bebíamos platicando sobre cosas sin gran importancia, me decías que algún día harías algo para que yo te enseñara lo que suelo escribir y que nunca te he mostrado, yo sólo pensaba, que nunca lo leerías por que nunca escribiría sobre ti. Primer cosa que falló.

Me pediste la segunda cerveza, y yo pensaba; ¿de qué forma lo haríamos?… seguíamos platicando de cosas sin importancia: -sabías que siempre quise besar a una socióloga-, yo pensaba: ¡¡pendejo!! ¿No podías encontrar una frase mejor? Definitivamente esta noche acabaré en mi cama. Segunda cosa que falló. Sólo le conteste con un gesto de… un gesto que emitía un poco de tolerancia.

Había momentos en los que en verdad deseaba llegar a casa, sacar de mi cabeza tanta pendejada y dormir en medio de una rica nube de humo emanada hacía mi espalda. Pero también había momentos en los que sólo pensaba en el número de cervezas que permitiría que su lengua entrara hasta mi garganta.

Llego el momento de perder la cuenta de las botellas de cervezas que rozaban mis labios, el momento en qué podría avanzar en mi circular manera de hablar y de forma vulgar y cínica te propondría hablar delante de tu entrepierna. ¡Pero no fue así! Otra cosa que falló.
 
Recibía llamadas de personas interesadas en mi paradero, interesadas en dónde arruinaría otra etapa de mi corta vida; “el número telcel que usted marco esta ocupado”, ¡si! Estaba ocupada tratando de convencerme sobre la idea de acabar en la cama con él. Al final de cuentas, sabía que mi decisión se vería influenciada por el número de cervezas que me pidió y por el número de cervezas que él pago. No digo que fuera una forma de agradecimiento, creo que no tengo por que agradecer, en ese mismo instante, sabía que tendría noches mejores, en camas ajenas y en camas de cuartos de hoteles baratos y que ésta sólo sería una leve distracción del pequeño reclamo de todos los días. No tenía nada mejor que hacer.

 
Pasaron las horas, los minutos, ¿yo qué se?, pasaron las miradas, me dijiste vayamos a un lugar donde pueda revisarte desde tu ropa hasta tu alma, yo me levante, pase al sanitario y seguí el rastro del aliento alcoholizado.


Caminamos como 2 cuadras, me detuve y le hice la parada, subí: “a la calle _______” él se quedo ahí sin decir nada. El taxi te encontró, se detuvo, dinero, llamada… y estoy aquí, escribiendo, mientras escucho y siento tu esencia en medio de la cama.